Vitamina k2: Qué es, Dosis Recomendada, Contraindicaciones y Más

Fitomenadiona, es la vitamina antihemorrágica denominada como vitamina K. Esta ha sido una de las mejores vitaminas para el funcionamiento del cuerpo humano y gracias a la función principal como lo es coagular la sangre, evita hemorragias y mejora la formación del organismo óseo.

¿Qué es la vitamina K2?

La vitamina K, está compuesto por distintas categorías como lo es la vitamina K, K1,K2 y K3; cada una de ellas se forman en diferentes aspectos de nuestro cuerpo y se absorben desde diferentes alimentos. Pero en términos generales, la vitamina K, en la cual entra la vitamina K2, permite que nuestro cuerpo funcione libre de coagulación de sangre y evitando hemorragias. Esta vitamina se suministra a cualquier edad, desde un recién nacido hasta una persona mayor. La administración de esta vitamina debe ser con una prevención y monitoreada por especialista.

¿Cómo funciona en el organismo?

La vitamina K2 cumple una función importante en nuestro organismo ya que es la responsable de unir los iones de calcio y activar los 7 factores que ayudan a la buena coagulación de la sangre. Como referencia tenemos la protombina, este factor, logra detener los derrames formando coágulo en la medida de la piel. El factor osteocalcina, funciona en nuestro organismo como regulador de la vitamina D y ambas vitaminas logran realizar el proceso de mineralización ósea que ayuda a que un organismo cuente con un crecimiento normal y se desarrollen los huesos. La proteína que puede obtener esta vitamina K2 ayuda a mejorar todos los vasos sanguíneos de nuestro cuerpo y le brindan estabilidad lo que mejora la utilidad de los pulmones, corazón, riñones y huesos. La vitamina K también fomenta la proteína Gas6 que ayuda a que aumente el crecimiento celular y a regularlo para mantener un conteo adecuado de células muertas y células regeneradas.

Dosis de administración

Para administrar una dosis de vitamina K, el cuerpo debe estar sufriendo una hemorragia y necesita ser atendida lo antes posible. También es posible que se sufra de alguna enfermedad que requiera algunas dosis consecuentes de la vitamina K2. En estos casos, se utiliza una intravenosa para poder introducir en el cuerpo de forma rápida la vitamina K y atender esas afecciones como hipovitaminosis, ictericia obstructiva, alteraciones intestinales o hepáticas. También se ha recomendado para las personas que están ingiriendo antibióticos, sulfonamidas o salicilatos. A los recién nacidos también se les implementa una dosis de administración de vitamina K para la afección de la profilaxis. En caso de ser un adulto con una hemorragia, debe administrarse una dosis de vitamina K de 10 mg intravenosa y esperar un lapso de horas para administrar la siguiente dosis. Las hemorragias de menor categoría, requerirán de una dosis de vitamina K de menor cantidad de miligramos y puede introducirse de forma intramuscular y esperar el efecto de la misma. Si se requiere aplicar una dosis de vitamina K recomendada para personas mayores de edad, esta debe ser menor a 10 mg y en caso de que el médico así lo prescriba, un niño puede recibir cinco miligramo al día de vitamina K. Cuando se está utilizando vitamina K intravenosa, es prudente utilizar cloruro sódico al 0.9% y dextrosa al 5%, como diluentes de la vitamina en las dosis requeridas.

Contraindicaciones de uso

Esta vitamina K está contraindicada para aquellas personas que sufren de hipersensibilidad a la fitomenadiona. De ninguna forma, esta vitamina debe ser administrada como anticoagulante para personas con esta condición. La inyección de una vitamina tan importante como ésta no debe ser tomada a la ligera, es necesario que sea una persona capacitada quien administre una inyección de vitamina K si una persona lo necesita. Pudiera administrarse una ampolla vencida o que lleve mucho tiempo almacenada y pudiera causar graves daños o sencillamente no haría efecto. Para determinar si una ampolla está en condiciones es necesario observar el frasco que cuente con un líquido homogéneo y que no se separe al ser agitado. Quienes sufren de alguna función hepática podrían ser muy afectados con esta vitamina, de tal forma que quienes determinen si se necesita una dosis de esta vitamina deben ser los especialistas, una sobredosis de ésta pudiera causar graves daños en el organismo. Para las personas que tienen implantes de tipo artificial o válvulas cardíacas, deben utilizar una dosis de vitamina K de todos y baja en caso de estar sufriendo derrames. Y para las mujeres embarazadas, administrar de forma ineficaz e irresponsable una dosis de vitamina K pudiera causar un grave daño al feto y a la madre. Sin embargo, está recomendado que una mujer embarazada pueda adquirir vitamina K en alimentos, suplementos o medicinas. La vitamina K2 logra ser una de las más importantes para nuestro organismo, pero como ya se ha mencionado debe ser administrada de forma consciente para evitar graves daños.